Usted está aquí

Mediante este método se desarrollan las habilidades de resolución de problemas, de creatividad y de trabajo colaborativo. Los alumnos parten de un problema como punto de partida para la adquisición e integración de los conocimientos. Los alumnos se convierten en los protagonistas de su propio aprendizaje, asumiendo la responsabilidad de ser parte activa en el proceso. Esta metodología favorece la interrelación entre diferentes asignaturas, que ayuda a los alumnos a integrar de manera coherente sus aprendizajes.

¿Por qué utilizar estas metodologías?

  1. El alumno es el protagonista de su aprendizaje y se favorecen los procesos de aprendizaje natural.
  2. Se adapta al ritmo de cada alumno
  3. Mejora el ambiente de trabajo en clase
  4. Fomenta la creatividad, el pensamiento crítico, la autonomía, la organización personal, la responsabilidad, las relaciones sociales, el respeto hacia los demás.
  5. Facilita la asimilación de conceptos teóricos (ya que se realiza mediante recursos audiovisuales)
  6. Facilita una atención más personalizada de cada alumno
  7. La mayor parte del trabajo se realiza en clase -Uso de medios digitales (comodidad, compartir, colaboración…..) Todo controlado bajo una plataforma.